Noticias

DOUBRONT DICTÖ CATEDRA, SERIE 2-1

Prensa LVBP

“No hay nada como el hogar” y Caribes no puede sentirse más a gusto en el Estadio Alfonso “Chico” Carrasquel, donde fue recibido por su afición con los brazos abiertos para colocar la Serie Final a su favor 2-1 contra los Cardenales de Lara.

Los dirigidos por Jackson Melián aprovecharon los pequeños espacios con batazos clave, más una defensa férrea, que respaldó el sólido trabajo monticular de Félix Doubront, camino a un triunfo 5 a 1 ante los pájaros rojos.

El primer episodio marcó el destino del compromiso, gracias a conexiones de César Valera y René Reyes, quienes se combinaron con sencillo de dos carreras y doble productor de una rayita, para fabricar las tres primeras anotaciones del encuentro, frente al derecho Williams Pérez.

“La confianza que le hemos dado a cada jugador es indispensable, por eso hemos conseguido los resultados”, destacó Melián sobre los batazos importantes de Valera, que suma cuatro remolques en los últimos dos desafíos.

Esa ventaja, le sirvió a Doubront para trabajar con comodidad, mezclando sus pitcheos y manteniendo la bola en el cuadro.

Luego de un primer inning en el que cedió boleto a Jecksson Flores y permitió hit de Osman Marval, se repuso para retirar a 13 de los siguientes 14 hombres a los que se enfrentó.

“El secreto fue atacar a los bateadores. Utilicé mucho la recta y algo la curva, traté que no adivinaran los pitcheos", explicó el exgrandeliga. “Siempre traté de estar adelante en la cuenta. Dependiendo de cada bateador cambiaba mis envíos y eso lo manejó muy bien (El receptor Gabriel) Lino. El resto lo hizo la defensa, que siempre estuvo allí para respaldarme”.

La "Tribu" sumó una más en el quinto capítulo ante Pérez, que fue producida por un doble de Willians Astudillo, luego que Denis Phipps llegara a salvo a la inicial por error del campocorto Flores. Después, en el sexto, Gorkys Hernández impulsó la quinta del conjunto con sencillo ante los envíos del relevista Daniel Álvarez.

No fue sino hasta el séptimo tramo, cuando Luis Jiménez castigó con largo cuadrangular a las gradas del lado derecho, que acabó con el blanqueo de Doubront.

“Fue un buen swing, no le puse emoción. Él (Jiménez) buscó los errores que uno pueda cometer y pescó la bola que dejé en la zona”, confesó el tirador, quien se apuntó la victoria con siete tramos laborados, una carrera permitida, un ponche y par de boletos. “Lanzadores como Yohan Pino y Wilfredo Boscán, me dijeron que no le tuviera miedo, porque este estadio también te ayuda, si la brisa juega a tu favor, te regala los outs”.

Si el trabajo de Doubront ya era suficiente, para dejar amarrados a los bates larenses, llegaron José Ascanio y Lester Oliveros que terminaron de silenciar al rival, con dos innings perfectos.

“Logramos colarnos. El beisbol nos dio otra oportunidad con ese juego del comodín y ahora estamos a dos victorias más para lograr el campeonato. Nosotros fuimos a Barquisimeto a buscar los triunfos y llegar más relajados aquí a puerto La Cruz”, resaltó René Reyes, quien estuvo a un jonrón de completar la escalera. “Eché broma con los muchachos, que me faltaba eso (en el último turno), pero pensé que (Pedro Rodríguez) me vendría con alguna pelota lisa, pero recibí los tres pitcheos adentro y terminé con boleto. Aunque lo importante no era eso, sino que ganar y ahora estamos arriba”.