Noticias

REVANCHA ABORIGEN

PrensaCaribes

Los Caribes de Anzoategui  fabricaron un racimo de seis rayitas en el cierre de ese mismo inning para encaminar un triunfo contra los Bravos de Margarita por diferencia de 8-4, gracias también a una buena labor de contención del bullpen.

René Reyes fue el autor intelectual del triunfo de La Tribu al sonar jonrón de dos carreras en la primera entrada con el que puso arriba a los de casa 5-4. Tales anotaciones sentenciaron la reacción.

“Lo importante es que ayudé al equipo. Sé que estoy cerca de los mil hits, pero me contenta mucho más ayudar al equipo a ganar. No fue fácil, pero nunca bajamos la cabeza. No nos dimos por vencidos para obtener esta victoria, poco a poco se está mostrando el Caribes ganador que todos conocen””, dijo Reyes al final del partido.

Bravos atacó con todo al abridor Wilfredo Ledezma en el primer capítulo. Osniel Madera trajo la primera de Margarita con petardo a la derecha. Dos turnos más tarde, Julio González, con dos en circulación, puso el 3-0 con sencillo al right. El rally de cuatro lo culminó Tomás Morales con fuerte metrallazo al centro.

Caribes respondió y de la misma manera que Bravos en la baja de ese mismo tramo, castigando sin contemplación al abridor Luis Ysla. Luego de dos outs, el zurdo no pudo contener a la ofensiva aborigen tras permitir doble de Niuman Romero y otorgarle boleto a Denis Phipps. Escenario servido para que Oswaldo Arcia y Balbino Fuenmayor trajeran a la goma las tres primeras rayitas de La Tribu con sencillo y doble consecutivos.

La fiesta continúo en ese mismo capítulo, con uno en base, René Reyes la sacó por el jardín izquierdo para colocar el desafío 5-4. La sexta de los dirigidos por Jackson Melián llegó cortesía de un doble de Luis Sardiñas.

Las últimas dos carreras de los anzoatiguenses vinieron en el quinto y séptimo episodios, producto de inatrapable y tubey de Phipps y Valera, respectivamente.

En la baja del noveno, Bravos llegó a tener a par de hombres en las almohadillas. Sin embargo, el relevista Juan González se las arregló para sacar el episodio sin ningún tipo de problemas ponchando a los dos últimos bateadores a los que se midió.

José Roca, con un sólido relevo de tres entradas, se llevó el triunfo, mientras que Luis Ysla cargó con el revés.