Noticias

PRIMERA VICTORIA PARA VENEZUELA

Prensa Caribes
Jesús Flores volvió a ser factor importante con el madero y guió una sólida labor del derecho Omar Bencomo Jr. detrás del plato, para que Águilas del Zulia regresara a la Serie del Caribe, después de 17 años de ausencia, con un triunfo 4 por 3 contra Criollos de Caguas, en el Estadio Tomateros. El receptor sacudió un cuadrangular, con un compañero en circulación que coronó un racimo de tres carreras, en el segundo inning y luego anotó en el cuarto, después de conectar un doble, la rayita que terminó siendo la diferencia en el desafío. “Me siento muy seguro de mí, tengo la confianza de haber completado una buena temporada en Venezuela. Así que vine con la misma mentalidad de salir agresivo en la caja de bateo”, destacó Flores, que se embasó en tres de las cuatro veces en las que bateó, incluido un boleto. Después de retirar a los cuatro primeros hombres a los que se enfrentó, el derecho Adalberto Flores, Lanzador del Año en Puerto Rico, permitió doble de René Reyes, quien se metió hasta el plato amparado en error del jardinero central Eddie Rosario, ante un batazo de Alex Romero. Luego apareció el estacazo de Flores que se fue del parque por la izquierda. “Realmente solo fui a buscar un buen pitcheo que estuviera en la zona para hacer contacto y salió ese jonrón que nos permitió tener una ventaja importante durante gran parte del partido”, abundó Flores. Con ese respaldo, Bencomo Jr. logró trabajar con comodidad. Mezcló bien su recta, que promedió 91 millas por hora, con el slider y la curva, para sacar de paso a los bateadores de Caguas. “Omar atacó muy bien la zona de strike. Estuvimos en la misma página a lo largo de sus cinco innings”, explicó Flores. Bencomo Jr. aisló cuatro hits y una carrera, en el segundo inning, remolcada por Iván De Jesús, mientras se las arreglaba para sacar el primer out en cuatro de sus cinco entradas y solo el pisaron la tercera base una vez. El derecho dio un par de boletos y ponchó a seis. “Es bueno comenzar ganando, pero no hay rival pequeño en la serie y hay que seguir jugando beisbol”, destacó el manager Lipso Nava. “A través de lo que fue la historia del equipo en Venezuela, nos tomamos las cosas día a día. No podemos dejar que las emociones nos manejen. Mañana es otro día contra un rival muy fuerte (Águilas de Mexicali), que tendrá el público a su favor, y debemos jugar la pelota pequeña como lo hemos hecho hasta ahora”. Tiago Da Silva y Pedro Rodríguez relevaron sin mayores apuros a Bencomo Jr., pero en el octavo Leonel Campos se metió en problemas. Tras abanicar a Randy Ruiz, dio pasaporte a Rubén Gotay y luego David Vidal le pescó una recta en cuenta de 2-0, que depositó a mitad de gradas del left field. “Todos los equipos tienen la posibilidad de remontar un score en este torneo. No nos confiamos de nadie”, apuntó Nava. “Leonel siempre ha contado con nuestra confianza, pero perdió la secuencia de pitcheos en ese turno y cuando cometes pequeños errores de ajustes como ese, te van a hacer daño. Pero él ha sido nuestro as en el bullpen. Son cosas que pasan en el juego. Vamos a seguir dándole la bola”. En el tercero, con dos outs, Flores sacudió su segundo extrabase de la tarde y pisó el plato después de un infield hit por las paradas cortas de Ronny Cedeño y un error en tiro de Iván De Jesús. “No estamos eliminados, pero tenemos que comenzar a jugar mejor y respaldar a nuestros lanzadores con una buena defensa”, enfatizó el piloto boricua Luis Matos. “El destino del equipo todavía está en nuestras manos”. Caguas ligó de 8-1 con hombres en posición de anotar y dejó atascados en las bases a 10 corredores. “Nuestra ofensiva es mucho mejor que eso, pero son baches por los que atravesamos. Con todo y esa sequía nuestros juegos han estado cerrados”, agregó Matos. Hasan Pena se encargó del noveno y pese a permitir un hit al cuadro de Rusney Castillo, se apuntó su primer salvado en la competición.